"El objetivo principal es la cohesión grupal"

Romina Amanzi, licenciada en psicología, trabaja con la Preselección de Paraná desde que comenzaron los entrenamientos con vistas al campeonato federativo de U17. La profesional habló de como implementa su conocimiento y la finalidad del mismo para con los chicos.

La categoría U17 de la APB empezó a prepararse para el Entrerriano con la incorporación de una psicóloga en el equipo. Romina Amanzi se encargará de acompañar y aportar todos sus saberes en el proceso previo al certamen. “La propuesta es trabajar una vez a la semana con los chicos, siempre charlando de temas que tengan que ver con lo deportivo” contó.

Asimismo, aclaró que “hay que hacer una diferenciación con el alto rendimiento y el deporte recreativo, acá se trabaja más de manera recreacional siempre apuntando al objetivo en común que tiene la selección”.

Con respecto a la forma de trabajo, Romina manifestó que “me gusta utilizar técnicas lúdicas, entonces siempre hago una charla previa y después cerrar con un juego para que a los chicos le quede el trabajo y se integren los conceptos. De esta manera, el adolescente aprende, puede tomar y registrar lo que se trabajó un poco mejor”.

Amanzi sostuvo que “es fundamental” la presencia de un profesional en esta etapa de la vida de los chicos. “Hoy en día el adolescente necesita ser reconocido, mirado, valorado desde otro lugar y lo que es el deporte, siempre se apunta más que nada a la cuestión física y se deja de lado lo humano” afirmó. A lo que agregó: "Trabajar estos aspectos es muy importante a la hora de lo que tiene que ver con el rendimiento físico, entonces por ahí la figura del psicólogo es rescatar todas estas características que los hacen a ellos como únicos y poder también integrarlos en un grupo, que más allá de jugar al básquet o tener un rendimiento determinado, también son personas”.

“Al principio estaban como dispersos, al ser la primera vez en una preselección no entendían, les costaba hablar” dijo del primer contacto entre psicóloga y jugadores. “Hubo un encuentro que trabajamos con el lenguaje corporal y a partir de ahí, ya se vio una mejoría, se empezaron a mirar a los ojos, a hablar en voz alta, participan más. Incorporar lo que tiene que ver una técnica lúdica, eso descontractura un montón, entonces hace que ellos se aflojen y no se sientan ‘analizados’. Por ahí hablar de psicología, no se sale de esa etiqueta, que viene a hacer un psicólogo acá y en realidad es acompañarlos, contenerlos y entrenarlos en otras áreas que por ahí el entrenador no lo hace”.

Cada trabajo tiene una finalidad y Romina no dudó en cual sería para este plantel: “el objetivo principal es la cohesión grupal". "Acá son todos chicos que tienen la misma edad, que se conocen y lo fundamental es que puedan ser amigos y disfrutar de jugar al básquet. Estoy trabajando también lo que tiene que ver con las fortalezas y debilidades y como esas debilidades poder hacerlas fortalezas o no apartarlas y enfrentarlas tanto en lo individual como en el equipo en sí” comentó.

“Ahora que se va a empezar a trabajar con el equipo final, ahí vamos a ir puntualizando en cuestiones más especificas que van a ser a lo que tiene que ver el campeonato” concluyó.

 

Artículos Relacionados